Evaluación y aseguramiento de la calidad

La optimización de sus puntos fuertes y las potenciales mejoras son el inicio para introducción a la calidad, implantación de medidas de mejora y desarrollo de un sistema de calidad adaptado a su establecimiento.

 

En KHC concedemos la máxima importancia al diseño de los módulos de evaluación compuestos por los criterios que rigen las auditorias a realizar, y que éstos se encuentren en concordancia con los estándares de calidad de su establecimiento, teniendo en cuenta los objetivos que se desea alcanzar. Si lo desea, también se puede realizar estudios comparativos con la competencia, para asentar desde un inicio bases de análisis de benchmarking.

 

Ya desde el inicio es posible incluir en el proyecto la formación de su personal en talleres autoevaluación y trabajo en grupos de calidad. Esta opción anticipa y fomenta el interés de los empleados en mejoras cualitativas de su trabajo, en su particular desarrollo personal y su propia profesionalización. Además con ello también se consigue que todo el personal se adapte a los resultados en el trabajo, como modo para alcanzar la mejora continua.